Los trabajadores del Mundial, estigma de Qatar 2022

Javier Picazo Feliu

Javier Picazo Feliu

Doha, 28 dic (EFE).- El Mundial de Qatar 2022 cuenta con un pol茅mico expediente a煤n por resolver, la situaci贸n de los miles de trabajadores extranjeros que participaron en la construcci贸n de los estadios y las denuncias sobre impagos de salarios, contratos abusivos, aislamiento y condiciones de trabajo lamentables debido a las altas temperaturas.

En este sentido, organizaciones de derechos humanos como Amnist铆a Internacional o Human Rights Watch (HRW) han denunciado condiciones de semiesclavitud y malos tratos por parte de los empleadores.

Situaci贸n que habr铆a provocado la muerte de un n煤mero de trabajadores a煤n por determinar y que medios internacionales cifran en cerca de 6.500 personas de los cerca de 30.000 que participaron en el momento de mayor apogeo de las obras.

Un dato que esconde que cerca del 70% de los fallecimientos de trabajadores indios, nepal铆es o banglades铆es se produjo por 鈥渃ausas naturales鈥, al ser catalogadas de este modo las producidas sin causa aparente o una autopsia clarificante, algo que en Catar es una pr谩ctica excepcional.

鈥淓n lo que respecta a los estadios de la Copa del Mundo, seg煤n las cifras del Comit茅 Supremo del Mundial, tres trabajadores murieron trabajando y otros 37 trabajadores (en proyectos) del Comit茅 murieron (de forma no directa). Una de las cosas que nuestro estudio descubri贸 y recomend贸 fue que, si bien podemos detectar la cantidad de personas que han muerto a causa de accidentes relacionados con el trabajo, es mucho m谩s dif铆cil determinar cu谩ntas personas han muerto a causa de enfermedades relacionadas con el trabajo. Y este es el desaf铆o鈥, destaca a EFE Max Tu帽贸n, Jefe de la Oficina de Proyectos de la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT) en Catar.

BAILE DE CIFRAS

Hassan Al Thawadi, uno de los m谩ximos responsables de la Copa del Mundo de Qatar 2022, reconoci贸 recientemente en una entrevista con la cadena brit谩nica TalkTV la muerte de "entre 400 y 500" obreros emigrantes durante los preparativos para el torneo, pero posteriormente la organizaci贸n del torneo ha precisado que s贸lo cerca de 40 corresponden a la construcci贸n de estadios.

Mientras, en su informe, la OIT eleva a 50 los trabajadores que perdieron la vida en 2020, mientras que algo m谩s de 500 resultaron gravemente heridos y otros 37.600 sufrieron lesiones de leves a moderadas, la mayor parte de empleados inmigrantes de Bangladesh, India y Nepal, en ca铆das de altura u objetos de las obras y accidentes de tr谩fico como principales causas de lesiones graves.

Condiciones de vida deplorables en situaci贸n de inseguridad y hacinamiento, mentiras y continuos retrasos sobre salarios que apenas llegan a los 500 d贸lares al mes, visados que les obligan a permanecer en la zona en la que el empleador les exige, retiradas de pasaportes hasta que no concluya su contrato, amenazas o trabajos bajo condiciones clim谩ticas extremas son tan solo algunas de las cr铆ticas.

Pol茅micas que desde Catar defienden con hechos, como es la implementaci贸n en tiempo r茅cord de medidas legislativas como las restricciones para evitar el 鈥榚str茅s t茅rmico鈥 provocado por las altas temperaturas, ampliando en cuatro semanas las horas de trabajo prohibidas en verano (cuando las temperaturas superan los 45 grados) o introduciendo controles sanitarios anuales para los trabajadores.

Adem谩s, en marzo de 2021 entr贸 en vigor una ley de salario m铆nimo no discriminatorio, y 280.000 trabajadores, el 13% de la poblaci贸n activa, vieron incrementado su salario base hasta los 500 d贸lares al margen de crear una comisi贸n para supervisar su implementaci贸n y resultados.

鈥淟o que podemos decir es que las condiciones de los trabajadores en general han mejorado en los 煤ltimos a帽os. Cientos de miles de trabajadores se han beneficiado de las nuevas leyes y pol铆ticas que se han introducido, pero tambi茅n de los nuevos sistemas y mecanismos de protecci贸n. Pero no quiere decir que sea perfecta (...) Si echamos la vista atr谩s y observamos c贸mo han mejorado las cosas podemos ver que desde 2017 y 2018 cuando llegamos por primera vez al pa铆s, hasta ahora, ha habido un progreso realmente enorme en ese pa铆s鈥, detalla Tu帽贸n.

鈥淗emos avanzado mucho en cuanto a mejorar los cambios legislativos que se han producido en Catar en un per铆odo muy corto de tiempo y es algo hist贸rico. No tiene precedentes鈥, destaca por su parte a EFE Mahmoud Qutub, director Ejecutivo del Departamento de Bienestar de los Trabajadores y Derechos Laborales del Comit茅 Supremo del Mundial.

A pesar de los avances, Amnist铆a Internacional mantiene que 鈥渕iles de personas que trabajan en todos los proyectos del Mundial siguen enfrent谩ndose a problemas como retrasos o impagos de los salarios, negaci贸n de d铆as de descanso, condiciones de trabajo inseguras, obst谩culos para cambiar de trabajo y acceso limitado a la justicia鈥, seg煤n destaca en uno de sus informes previos al inicio del torneo.

ESCLAVITUD DEL SIGLO XXI

Una de las claves negativas de la situaci贸n de muchos trabajadores del Mundial ha sido el sistema de patrocinio de explotaci贸n laboral conocido como Kafala (una palabra que en 谩rabe significa 鈥榞arantizar鈥).

El modelo, que se remonta a los a帽os 50 con el auge de la industria energ茅tica en el pa铆s, en teor铆a propone garantizar trabajo, vivienda, salario y alimento a los empleados for谩neos que generalmente repatrian sus salarios a sus familias en el extranjero, aunque en la pr谩ctica es un modelo que ha servido para crear un modelo abusivo de semiesclavitud.

Kafala permit铆a -hasta su modificaci贸n- que los empleadores tuvieran un control sobre sus empleados, retir谩ndoles el pasaporte, controlando sus salarios y, sobre todo, impidi茅ndoles cambiar de empleo, lo que les dejaba durante el tiempo que durara su contrato al amparo de lo que quisieran hacer con ellos las empresas.

Esto gener贸 una dependencia total del empleado que, adem谩s, bajo ese modelo corre el riesgo de ser detenido, ver como le anulaban el visado, ser deportados si la empresa ve铆a irregularidades o simplemente quer铆a castigar a los que se quejaban de sus condiciones.

鈥淓n esto est谩 realmente el centro de toda la agenda de reforma laboral en Catar鈥, apunta Tull贸n, que remarca que antes de reformar esta ley 鈥渦n trabajador depend铆a de su empleador para entrar al pa铆s, encontrar un trabajo y salir del pa铆s, para lo que incluso necesitaba el permiso de su empleador鈥.

La modificaci贸n de los apartados m谩s controvertidos de esta ley en Catar ha permitido que ya no sean necesarios permisos para que los trabajadores puedan abandonar el pa铆s y tambi茅n puedan cambiar de trabajo.

De este modo, seg煤n datos de la OIT, entre el 1 de noviembre de 2020 y el 31 de agosto de 2022, el ministerio de Trabajo catar铆 aprob贸 m谩s de 348.500 solicitudes de cambios de empleo, aunque se trata de un proceso que implica a煤n muchas dificultades a pesar de limitar en parte la capacidad de la empresas de ejercer explotaci贸n.

鈥淎hora el empleado puede cambiar de trabajo, significa que est谩 en condiciones de negociar mejores condiciones de trabajo y de vida. Y significa que tambi茅n se insta al empleador a ofrecer mejores condiciones de vida y trabajo, mejores salarios, para atraer y retener a los trabajadores. Por lo tanto, es un punto de inflexi贸n en t茅rminos de la situaci贸n de los trabajadores鈥, a帽ade Tu帽贸n.

UN CAMBIO EN SU OBJETIVO 2030

El responsable en Catar de la organizaci贸n ve 鈥渦na trayectoria muy positiva鈥 del pa铆s, aunque reconoce que 鈥渆xisten desaf铆os y llevar谩 tiempo construir y fortalecer las instituciones que se han creado para garantizar una implementaci贸n y un cumplimiento m谩s efectivo de la legislaci贸n鈥.

Un proceso continuo en el que la Copa del Mundo no es la meta, sino una parte esencial en la evoluci贸n de un pa铆s que se ha marcado el a帽o 2030 (bajo el plan "Qatar National Vision 2030") para consolidarse como una econom铆a m谩s diversificada y competitiva en la que las reformas laborales ser谩n un punto esencial en ese camino.

鈥淒icho de otra manera, no tenemos este tipo de presencia que tenemos en Catar en ning煤n otro lugar del Golfo. No solo colabora con la OIT, sino tambi茅n con el movimiento sindical internacional. (...) Creo que hay un alto grado de transparencia y un alto grado de voluntad de trabajar con la comunidad internacional para resolver sus problemas鈥, concluye. EFE

jpf/ea

(video)(foto)